viernes, 26 de agosto de 2016


La comedia española vende: 'Ocho apellidos vascos/catalanes', 'Fuga de cerebros', 'Que se mueran los feos'… Son algunos de los ejemplos de cintas de humor patrias que consiguen atraer al espectador al cine. Siguiendo la estela de 'Ocho apellidos vascos/catalanes' respecto a la comedia sobre las diferencias entre ciudades españolas, 'Cuerpo de Élite', del debutante Joaquín Mazójn, busca seducir a los espectadores como en su día hicieron las anteriormente mencionadas. Veamos cuáles son sus papeletas para conseguirlo.


Debido a una operación fallida, el Cuerpo de Élite necesita reclutar nuevos miembros y los jefes eligen, entre los diferentes cuerpos del orden españoles, a los mejores: un agente de movilidad de Madrid, un Mosso d'escuadra, una guardia civil, un ertzaintza y un legionario un tanto peculiar. Este grupo de lo más variopinto deberá formarse para acabar con unos terroristas que amenazan con destruir España. Además en el cuartel hay una murciana especialista en tecnología y un gallego experto en comunicaciones. Las bromas sobre acentos y costumbres regionales están servidas en bandeja de plata, y los guionistas Adolfo Valor y Cristóbal Garrido cogen las más facilonas. El catalán tacaño, el vasco bruto, el madrileño engreído… son los gags más recurrentes. Y son graciosos, pero facilones. De hecho, lo más gracioso de la película son los gags con la murciana a la que nadie entiende. Una vez se olvidan de los sketches estilo 'Ocho apellidos…' las bromas son más trabajadas, y hay alguna que hace que las risas afloren. Respecto a la historia… nada demasiado novedoso, ya que se ciñen al esquema típico de "de cero a héroe" con un punto de patetismo y autoparodia que le va muy bien a la cinta. El desarrollo es completamente previsible y, en algunos momentos, pesado. La formación se alarga innecesariamente, acortando la parte de acción que tanto espera el espectador. Por suerte es desvergonzada y consciente de que es una comedia, y aprovechan eso para reírse de ellos mismo casi todo el rato. Un punto a favor.


El reparto encabezado por Miki Esparbé como agente de movilidad, y acompañado por María León como guarcia civil, Jordi Sánchez como mosso d'escuadra, Andoni Agirregomezkorta como ertzaintza y Juan Carlos Aduviri como legionario está casi muy bien escogido. Y digo el casi porque, por desgracia, Juan Carlos Aduviri lastra el resultado de las escenas en las que sale y, además, el peso cómico recae sobre él. No sé si es debido a que como actor de comedia no es nada solvente o por la dirección de actores de Joaquín Mazón, pero el resultado es tirando a nefasto. Una pena porque con un actor de la talla de los otros la película habría mejorado. Por suerte hay una colección de personajes secundarios que harán de 'Cuerpo de Élite' una comedia decente: la murciana Pepa Aniorte, los grandísimos Joaquín Reyes y Carlos Areces o la incomparable Silvia Abril. Voy a elevar, desde este humilde rincón, una reivindicación personal: el cine español necesita más películas con Silvia Abril como protagonista. Protagonista, no secundaria. Ya basta de desaprovechar a la mejor cómica que tenemos en España. Su papel en 'Cuerpos de Élite' está casi casi a la altura de su talento, pero Silvia Abril puede hacernos reír mucho, muchísimo más. Terminada la reivindicación, decir que tanto la realización como la fotografía y la música funcionan sin ir más allá. Puntualizar que se nota que Joaquín Mazón es director de comedia televisiva, ya que a ratos las escenas de acción se le quedan un poco grandes, pero nada que lastre el resultado.

'Cuerpo de Élite' es la comedia que disfrutarás si te gustaron 'Ocho apellidos…', e incluso más, ya que ésta es más graciosa a pesar de tirar de tópicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario