jueves, 30 de junio de 2011

Crítica: Cars 2 de John Lasseter y Brad Lewis


Ya han pasado 25 años desde que se fundó Pixar y la próxima película suya que llega a nuestras pantallas es la segunda parte de Cars, una historia curiosa situada en un mundo en donde los habitantes son coches con características muy humanas. Desde la época de Herbie no se había visto en Disney unos coches tan animados. El protagonismo vuelve a recaer en Rayo McQueen aunque el personaje de la grúa Mate toma mucha gran importancia. Por otro lado decir que no es el mundo de las carreras de coches lo que tiene el mayor peso dentro de la trama sino una historia de espionaje protagonizada por un nuevo personaje llamado Fin McMissile que resulta de lo más estimulante. Personalmente agradezco que la parte de las carreras no ocupen mucho protagonista en la película porque personalmente es algo que no me interesa y la haría más aburrida.


La acción empieza en Japón, pasa a Italia, luego a Francia para acabar en Inglaterra. Me ha gustado especialmente la forma con la que han retratado las ciudades y países, cada parte con un tono y un estilo. Especialmente divertida la parte nipona, sobre todo lo que pasa en el baño de caballeros. La idea de hacer un recorrido por todo el mundo surgió durante la promoción de la primera película y el director se imaginaba situaciones y cómo actuarían los personajes.

Si decidís ver la película en VO subtitulada (lo más recomendable) que sepáis que grandes actores están detrás de los personajes. Rayo McQueen lo interpreta Owen Wilson, Michael Caine le pone la voz al espía Fin McMissile y otros actores como John Turturro, Joe Mantegna o Franco Nero aportan su grano de arena. También hay que mencionar los cameos de corredores como Fernando Alonso o Lewis Hamilton que aparecen en su versión en coche. Tanto en las versión en castellano como en inglés son los propios pilotos los que ponen su voz. No es la primera vez que Pixar utiliza a personajes famosos para que hagan apariciones en sus películas, no deja de ser una forma más de hacer las películas más interesantes para el público porque no es que aporten demasiado.


La banda sonora corre a cargo de Michael Giacchino, ya habitual compositor de Pixar y sobre todo conocido porque es uno de los culpables de que la serie Lost haya tenido tantos seguidores.  Esta no es una excepción y consigue transmitir fuerza y emoción a las imágenes. Hace que la película guste más si cabe. Un acierto que queda un poco deslucido por la elección del sueño de Morfeo para interpretar en España el tema principal de la película. Por suerte este tan solo suena al final de los créditos y podemos pasar perfectamente sin escuchar esa horrible canción.

En resumen, una historia entretenido que sin llegar a ser lo mejor de Pixar resulta divertida y recomendable. Sus películas no sólo son conocidas porque fueron los primeros en aplicar lo último de la informática a la animación sino por unas historias transcendentes que en muchas ocasiones son más dirigidas a un público adulto que a un público infantil, hasta entonces único público al que iban dirigidas las películas de dibujos. Ellos han sabido hacer grandes historias, muestra de ello es la tercera parte de Toy Story, y aunque en esta ocasión no hayan acertado completamente, es una película que nos dejará más que satisfechos.

video

La película se presenta con un cortometraje protagonizado por los personajes de Toy Story y unas vacaciones en Haway, simplemente genial.

Cars 2 se estrena el 6 de julio

No hay comentarios:

Publicar un comentario