domingo, 17 de abril de 2011

Crítica: Piraña 3D de Alexandre Aja


El cine es una expresión artística en donde hay un autor que a través de las imágenes cuenta una historia, trasmite unas emociones o da forma a unas ideas; y no sólo hay una forma de entenderlo porque hay muchos espectadores y cada uno busca una cosa distinta, diferentes intereses y gustos. Habrá gente que ante una película como esta sienta rechazo porque no es una historia que le interese y lo entiendo porque busca algo diferente, pero hay mucha otra que cuando va al cine tan sólo quiere pasar un rato y que le entretengan, evadirse y disfrutar del momento y Pirañas 3D es un buen ejemplo de una película que ofrece eso, un entretenimiento que durante hora y media nos lleva  por un viaje que como una montaña rusa estará lleno de fuertes emociones y sorpresas. La historia nos sitúa en un tranquilo lago de Arizona en donde se produce un terremoto que abre una gruta subterránea que provoca que unas pirañas que estaban allí atrapadas salgan y ataquen a quienes se encuentran por su camino. Resulta que es la época de vacaciones y muchos universitarios hambrientos de fiesta y de diversión salvaje se encuentran por la zona y ellos serán las victimas potenciales de estos animalitos. Hay una encargada del orden que busca que todo vaya bien en el lago, un hijo que se mete en problemas y un científico que les asesora.


Como buena película de género hay muchos ataques, mucha sangre, y muchas chicas que se desnudan sin que venga a cuento. La película además es un remake de una antigua del año 78 aunque con la motivación de que se nos presenta como más gore y sangrienta, con la tecnología 3D y con un grupo de actores con cierto nombre, entre los actores que tienen un mayor protagonismo destacar a Elisabeth Sue (que fue la prostituta de Leaving Las Vegas) o Jerry O´Connel que ha trabajado en series como Crossing Jordan . También destacar a Ricardo Chavira que es el Carlos Solis de Mujeres Desesperadas o Richard Dreyfuss que aparece al principio con homenaje a Tiburón incluido sin olvidarnos del actor y director Eli Roth, artífice de las dos películas de Hostel y uno de los protagonistas de Malditos bastardos de Tarantino. Se ha sacado bastante partido al 3D y tiene bastantes escenas que harán saltar al espectador de su asiento.


El director de la película es Alexandre Aja que en el que es su tercer remake de una película de terror. La primera fue Las colinas tienen ojos en donde no se cortaba a la hora de mostrar toda la crudeza gore con unas escenas que resultaban de lo más macabras y enfermizas. Mucha sangre e imágenes impactantes en los ataques de las pirañas es lo que nos ofrece en esta ocasión. No es digamos una historia que vaya a resultar agradable a almas sensibles con otros gustos más refinados. Aquí lo que nos ofrece es una carnicería, carne desgarrada, sufrimiento, sangre y vísceras, pero también carne desnuda y sexo, lujuria no del todo contenida y algún que otro toque de humor muy negro. Nadie que vaya a verla irá engañado y el director ofrece lo que uno puede esperar de una película así, diversión sana y natural. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada