jueves, 24 de noviembre de 2016

Crítica: Aliados de Robert Zemeckis


Brad Pitt vuelve al periodo de la segunda guerra mundial convertido en un soldado canadiense que lucha con los aliados haciéndose pasar por ciudadano francés en una misión suicida. En el protectorado francés en Marruecos se hará pasar por el marido de una ciudadana francesa a la que da vida Marion Cottilard y juntos tendrán que acabar con la vida del embajador alemán. La guerra es el transfundo de la historia y lo más importante de la historia es lo que viven y sienten los personajes. Es un drama romántico en el que una pareja que se conoce en unas circunstancias muy especiales acaban formando un gran equipo, no sólo llevando a cabo misiones sino en la vida. Después del trabajo en Marruecos se trasladan a Londres en donde acaban casándose y formando una familia. Como buenos espías una de sus misiones es sacar la mayor información engañando a los enemigos. Cuando hay sospechas de que Marrianne, el personaje al que interpreta Cottilard puede ser una aliada alemana empiezan los problemas para Max Vatan, el personaje de Brad Pitt. ¿Debe ser fiel a sus sentimientos y ayudar a su familia en caso de ser espía alemana o luchar por su país? 


No sólo porque parte de la historia suceda en Casablanca, Aliados me parece como una adaptación para la nueva generación del clásico de Michael Curtiz. Más que una película sobre la guerra es una historia de amor trágico en un periodo de conflicto. Pero también hay acción ya que vemos las misiones de los protagonistas juntos y cómo Max tiene que investigar si su mujer está en el bando alemán. Gran parte de la película es la historia de los personajes protagonistas. Tanto Brad Pitt como Cottilard hacen un trabajo de interpetación impresionante y que emociona. Las miradas y los gestos están llenos de sutilizas. Es recomendable verla en VOSE porque gran parte de su trabajo es la voz y son cosas que se pierden en la versión doblada. Pero la película tiene más atractivos. Un buen grupo de personajes y de historias secundarias que son los que aportan profundidad a la historia. También unas hermosas localizaciones, algunas de ellas rodadas en Canarias así como una gran fotografía y una buena banda sonora. 


El director de la película es Robert Zemeckis. Esta es una de sus mejores películas de los últimos años. En su anterior película El desafío la gracia era verla en pantalla grande por su espectacularidad ya que era muy inmersiva Prácticamente era como estar en todo lo alto de las torres gemelas, pero luego la historia no era demasiado interesante. En cambio aquí tanto la historia como la narrativa se conjugan bien. Gran película y muy recomendable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada